Cuba: No hay diálogo con el Movimiento San Isidro.

La voz cubana, después de años, fue escuchado, pero en un principio para luego negarles la voz y voto que por derecho deben recibir.

Todo comienza gracias a que una autoridad de la Revolución cubana entró a la casa de Denis Solís, un rapero cubano, y fue detenido bajo el cargo de “desacato”.

Se le negó un abogado, provocando que la familia quedara cruzada de brazos. A los dos días de haber sido llevado por el policía es sentenciado a 8 meses de prisión, sumándole cargos como lo son “vínculos con terroristas estadounidenses”

El músico pertenece al Movimiento San Isidro, un conjunto de músicos, escritores, y demás artistas que usan las letras o la melodía de sus canciones para expresarse libremente. El MSI comenzó una huelga de hambre, lo cual generó expectativa logrando que otros ciudadanos se unieran a su causa, marchando pacíficamente frente al Ministerio de Cultura, exigiendo un diálogo para llevar a una solución cuánto antes.

No obstante, aunque les prometieron al principio que había diálogo entre el MSI y el gobierno, este viernes el gobierno anunció que ya no habrá tal conversación.

“Rompen el diálogo quienes pidieron diálogo”, indica un comunicado oficial del gobierno, culpabilizando a los artistas del hecho.

Sin embargo, el ministro de cultura, Alpidio Alonso vía twitter compartió un comunicado haciéndole referencia a dicho diálogo; y a quién se les permitirá:

“Al pretender incluir entre los participantes a personas que se han autoexcluido hace mucho tiempo por sus agresiones a los símbolos patrios, delitos comunes y ataques frontales a la dirección de la Revolución Cubana, bajo el disfraz del arte, los que instrumentaron esta maniobra acaban de romper toda posibilidad de diálogo” cita el diario BBC News.

Bajo ésta nota queda claro quién puede o no hablar con el gobierno; sólo aquellos que no han “ofendido” al Gobierno cubano con su arte, podrá ser escuchado.

Facebook Comentarios